Miguel Carpio Mendieta

    Nacido en 1850 en Vilcabamba, D. Miguel Carpio logró en los años 70 que él y su pueblo natal figurase en los medios de comunicación de todo el mundo.

    Vilcabamba es un pequeño pueblo situado en un valle al sur de la provincia de Loja en Ecuador cuya iglesia fue construida sobre el siglo XVII por unos misioneros Agustinos. En 1971 un censo reveló que de apenas 800 personas, nueve eran centenarias y una quinta parte superaba los 65 años.

    Con una edad de mas de 127 años atrajo el interés de científicos de Japón, Europa y Estados Sello correos dedicado a D. Miguel CarpioUnidos por su extraordinaria longevidad y costumbres. Muchos son los que quieren descubrir porque allí se vive mas y si verdaderamente las aguas termales o "hierbas" pueden hacer el milagro.

    Se dice que D. Miguel Carpio no fue un hombre moderado en sus hábitos, cada día fumaba de 30 a 40 cigarrillos, además de 2 o 3 vasos de punta casera( licor destilado de la caña de azúcar ) de un alto grado alcohólico. nunca necesito visitar a un medico hasta poco antes de morir, que fue al hospital de Loja por un problema en un ojo. 

    Se mantuvo en plenitud de facultades hasta el ultimo momento de su vida y cuando algunos periodistas le pedían consejo realmente el no sabia responder como había conseguido vivir tantos años. A un reportero le dijo "Yo antes bebía mucho, pero ahora solo tomo 2 o 3 vasos al día. Sin embargo cada pocos meses siento la necesidad de comprar una botella con un amigo para luego vaciarla".

    Aunque pensaba que el clima local "tenia que ver mucho para esta vejez. Nunca hace demasiado frío ni es demasiado caluroso." Además de el aire completamente impoluto así como el río que abastece de agua a los habitantes del valle.

    También se piensa que una actitud pausada ante la vida y una alimentación completamente natural y moderada, principalmente compuesta de verduras, choclo (maíz), yuca y patatas y algo de carne, lo que supone una ingesta de 1.200 calorías (Un 50% menos que un norteamericano medio).

    Hoy día Vilcabamba esta comunicada con Loja por buenas carreteras por lo que cada vez es mayor el numero de visitantes extranjeros que llevan hasta allí sus hábitos, haciendo que los lugareños cambien de costumbres poco a poco, se vayan adaptando a lo que viene de fuera y olvidando su forma de vida por lo que se cree que la época de los centenarios sea pronto algo del pasado.